El titular de la Central de los Trabajadores (CTA), también diputado nacional, se refirió al decreto nacional que establece la suspensión por 60 días de los despidos.

En diálogo con AIRE BONAERENSE, Hugo Yasky sostuvo que “el gobierno está actuando con buenos reflejos. Hoy tenemos prueba de ellos con el decreto que suspende los despidos por 60 días”. El diputado explicó que no se trata de “un decreto voluntarista, porque prevé una serie de medidas para que las empresas puedan hacerse cargo de continuar con los contratos”.

En ese sentido, expresó que desde el Comité de Crisis “garantizar los recursos mínimos de alimentación y medicamentos a los y las trabajadoras que realizan changas o que se ganan el día a día. Esa es la gran tarea”.

Por eso, sostuvo que “desde el Estado tiene que seguir brindando recursos desde la asistencia social, área que debe lograr que el aislamiento no sea una penuria para los sectores mas vulnerables ante esta pandemia”.

En cuánto a las medidas para monotribustistas y trabajadores informales, explicó que contnúan trabajando para que “la microempresas que se encuentran en la base de la pirámide argentina, puedan acceder a algún soporte, ya que es el tejido mas débil. Hay que buscar una manera más rápida para que las pequeñas empresas puedan subsistir”.

REBAJA EN LOS SALARIOS DEL PODER EJECUTIVO, LEGISLATIVO Y JUDICIAL

El diputado sostuvo que “es una medida que, en el sentido común del ciudadano, es razonable en un momento de crisis como ésta que no sabemos hasta donde va a llegar”.

Pero aclaró que “se trata de bajar una parte de los ingresos de los sectores que están en la cúpula del Estado, no hablo de trabajares estatales ni directores”.

“Sería razonable, en la misma medida, que los grandes empresarios también hagan el aporte necesario, como medida extraordinaria”, agregó.

Durante la conferencia de prensa brindada por el Presidente Alberto Fernández, en donde  anunció la prolongación de la cuarentena hasta el 12 de abril, el mandatario sostuvo que “es hora de ganar menos”. En ese sentido, Yasky argumentó esta frase explicando que “al momento de decir eso, el ojo del presidente estaba apuntando a Paolo Rocca, el empresario más rico de la Argentina y del mundo”.

El multimillonario se encuentra en la mira del Gobierno, luego de que se diera a conocer la noticia de miles de despidos de Techint, empresa presidida por Rocca.

“Este señor posee una de las empresas que pertenecía al Estado y a la que pudieron acceder en una compra que se hizo en plena dictadura genocida, que además tiene una ganancia por 300 millones de dolares anuales. No puede decir que después de una semana o 10 días de aislamiento no está en condiciones de sostener los salarios, de por si bajos, de empelados de su firma. No es un empresario de Pyme”, sostuvo Yasky.

“Si yo como legislador voy a poner un 40% de lo que gano todos los meses, quiero ver también en el mismo fondo, el 40 por ciento de lo que gana Paolo Rocca o cualquier gran empresario de la Argentina”.

Por su parte, también manifestó la idea de que el movimiento sindical aporte un porcentaje de los fondos de la recaudación que aportan todos los meses los trabajadores.

El gremialista indicó que desde la CTA elevarán una propuesta para el sector empresarial, sindical y político, para que haya un aporte en la pelea contra el coronavirus, según las posibilidades de cada sector.