La provincia de Buenos Aires se sumó a los distritos que ya implementaron el uso de este tipo de dispositivos como una forma preventiva adicional ante la pandemia de coronavirus.

Este lunes ya es obligatorio el uso de tapa bocas y nariz en el territorio bonaerense.

El decreto 255 publicado el viernes en el Boletín Oficial establece el uso obligatorio de elementos “de protección que cubran nariz y boca por parte de todas las personas que permanezcan o circulen en transporte público de pasajeros o transporte privado cuando haya dos o más personas”.

La obligación rige, también, “en todos los espacios cerrados de acceso público (oficinas públicas, locales comerciales, etc.) dentro del territorio de la provincia de Buenos Aires”.

En su artículo 6, recomienda el uso de los elementos mencionados en cualquier otro ámbito o lugar diferente a los expresamente previstos.

El decreto prohíbe, además, en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires, “la distribución a título oneroso o gratuito de las mascarillas médicas o quirúrgicas (barbijos) N 95, o de calidad y características similares o superiores, a cualquier persona que no acredite ser personal de salud, o a personas jurídicas que no tengan por objeto la prestación de ese servicio o su producción y/o comercialización”.

El martes, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, había anticipado a Télam que el Poder Ejecutivo ultimaba los detalles del decreto sobre el uso obligatorio de tapabocas y nariz “para espacios públicos, espacios privados de acceso público, transporte público y autos particulares”.

De esta manera, la provincia de Buenos Aires se sumó a los distritos que ya implementaron el uso de este tipo de dispositivos como una forma preventiva adicional ante la pandemia de coronavirus, como es desde el miércoles último el caso de la ciudad de Buenos Aires.