Así lo anunció el intendente, Gustavo Barrera, en diálogo con AIRE BONAERENSE.

Luego de confirmarse casos positivos COVID-19 en la ciudad vecina de Pinamar, el jefe comunal decidió endurecer los controles en Villa Gesell y manifestó que “es necesario la ayuda y la solidaridad entre todos”. De esta manera se oficializó el “toque de queda” y se tomó la decisión de ordenar la prohibición de circulación después de las 15.30 en todas las localidades del partido.

La disposición se resolvió por decreto e incluye la resolución de que los comercios deban cerrar sus puertas a las 15. La medida es similar a la tomada por la comuna de Balcarce días atrás, donde se anunció el cierre de comercios y la imposibilidad de circular por las calles desde las 16.

El jefe comunal de Gesell, Gustavo Barrera, recalcó que tomó la medida ante la confirmación de dos casos positivos de COVID-19 en Pinamar, más los ya detectados en Mar del Plata y Mar Chiquita.

“Notamos que había mucho circulación que no era necesaria, ni urgente”, explicó el intendente y por ese motivo “a medida que notamos cierto relajamiento del ciudadano, tomamos esta medida para garantizar el cumplimiento de la cuarentena”.

Por su parte, desde la secretaria de Salud de Villa Gesell confirmaron que no se registran al momento muestras en análisis por casos sospechosos, aunque sí hay personas que están en aislamiento –por antecedente de viaje- y “sin síntomas”.