Ocurrió en Martin García y Andrade. El delincuente no llegó a cometer el ilícito. Todo quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Un violento intento de robo al conductor de una camioneta en Quilmes Oeste fue frustrado por un perro que, ante la situación, atacó a mordidas al delincuente y lo puso en fuga. El hampón había llegado a romper las ventanillas del rodado, pero debió huir con las manos vacías y una herida en los glúteos.

Ocurrió este lunes al mediodía en el cruce de las calles Martín García y Andrade, cuando la víctima llegaba a bordo de su camioneta a una fábrica. Mientras esperaba que le abrieran el portón, dos motochorros pasaron por el lugar y lo vieron como una “presa fácil”. Entonces dieron vuelta en la esquina y regresaron hasta el rodado.

El ladrón que iba de acompañante descendió y corrió hasta la camioneta sorprendiendo al conductor y, con dos terribles golpes de puño, le hizo estallar los vidrios de las ventanillas del lateral derecho en cuestión de segundos.

En esos instantes en que el malviviente intentaba sustraer alguna pertenencia dejada sobre los asientos, un perro del barrio detectó la situación de violencia y se lanzó a morder al asaltante por detrás. Este al sentir que era atacado se dio rápidamente a la fuga junto a su cómplice sin llevarse nada, dejando eso sí un gran susto para el conductor del vehículo y los daños en el rodado.