r

La vocera e integrante de VACUNAME (Red de familias Argentina con hijos menores de edad y grupos de riesgo), luego de la marcha realizada en La Plata. Esta se llevó a cabo para reclamar al gobierno provincial la ausencia de la vacuna Pfizer que es categorizada como única dosis de inoculante testeada en menores de edad

Como integrante y referente de VACUNAME, Verónica Di Domenicantonio habló de la desesperación de familiares que forman parte de esta red de familias Argentinas con hijos menores de edad. En relación a ello, en la entrevista realizada durante el programa “Aire Bonaerense” emitido por radio “Classique” habló de la grave situación que atraviesan los niños con discapacidades y comorbilidades por la falta de acceso a vacunas. En la misma y en referencia al actual gobierno enfatizó: “Ellos dirán, ‘ustedes están obsesionados con la Pfizer’. No es una obsesión, es cuidar la salud de nuestros hijos”.

Por otro lado Di Domenicantonio dijo: “La verdad que ayer fuimos a la plaza a estar pendientes de ese tratado de proyecto de Ley donde autoriza al gobierno provincial a que compren la vacuna de Pfizer. No es un capricho que sea Pfizer, sino que hoy es la única vacuna que ya se aplicó a chicos desde hace unos meses en Estados unidos, Brasil, Chile, Uruguay (…), están los estudios pertinentes, está la autorización de la ANMAT, entonces nosotros buscamos una solución ya. Nuestros hijos ya vienen estos quince meses con muchos retrasos en sus tratamientos por mucho tiempo de tener suspendidas sus terapias”,

En relación a las vacunas disponibles aclaró: “Sabíamos lo de Sinopharm, recién hace quince días que China la aprobó pero aún no la estaba aplicando en su población. Hay que esperar a que llegue la vacuna, a que publiquen los trabajos, y esperar a que la ANMAT apruebe la Sinopharm. Nuestros hijos llevan mucho tiempo esperando al igual que nosotros como familia. Es una situación angustiante y desesperante, los chicos todos los días siguen retrocediendo un poco más”.

Debido a ello, Di Domenicantonio afirmó: “Ellos dirán, ‘ustedes están obsesionados con la Pfizer’; no es obsesión, es cuidar la salud de nuestros hijos”. “Nosotros somos apolíticos. no tengo ni idea de qué partido son porque jamás se preguntó, jamás se habló”.

En referencia a la cantidad de niños con comorbilidades y discapacidad que podrían llegar a necesitar la vacuna dijo: “Los números los tiene el Estado. Los chicos que tienen discapacidad tienen su certificado único de discapacidad (…), es muy fácil. Que abran un registro para los menores de dieciocho años con factores de riesgo y ya van a tener el número. Muchos medios me preguntan cuantos son, excede a lo nuestro porque el que tiene toda esa información es el Estado”.

Por último enfatizó: “Nosotros queremos que el Estado le provea a nuestros hijos la vacuna. El estado está notificado de esta falta porque quién inició todo esto, (…) presentó un recurso de amparo ante el Estado pidiendo la Pfizer para su hija (…) aclarando que como ella había muchos chicos más. El estado se notificó de este recurso de amparo el 21 de abril (…) pero presenta negativas, empieza a pedir pruebas que garanticen que es seguro aplicar la vacuna de Pfizer. Pone palos en la rueda. El estado está notificado de esta situación, de este abandono y de este hoyo negro que tienen nuestros hijos porque se combina todo, que nadie se preocupa, que justo es la única vacuna (…) y en el medio estamos nosotros que queremos la vacuna para nuestros hijos”.