Con la presentación de cinco equipos argentinos, ayer se cerró un nuevo día de actividad en el plano continental. Las victorias quedaron a cargo del Fortín y la Lepra, que consiguieron necesarias victorias para no quedar marginados en sus grupos de Copa Libertadores y Sudamericana, respectivamente. Las derrotas las sufrieron Boca y Defensa y Justicia, en la Libertadores, y de ese modo ambos perdieron su condición de invictos. Independiente, en cambio, empató en el marco de la Sudamericana.

Por un lado, Vélez superó 2-0 a La Calera en Chile, y sumó de esa manera sus primeros puntos para dejar atrás las dos derrotas iniciales. Igual de importante fue el triunfo para Newell’s, que con lo justo y en la agonía del partido venció 1-0 a Palestino, también en el país trasandino, para alcanzar las 4 unidades y a la vez reponerse del golpe en el clásico. En tanto que Independiente, afectado por la traumática situación que le tocó vivir en Brasil (no pudieron ingresar futbolistas por no cumplir con los requisitos sanitarios), empató 2-2 con Bahía para seguir invicto y liderando en su zona.

Hoy, en Copa Libertadores, será el turno de Racing, que a partir de las 19 recibirá a San Pablo, en uno de los partidos que marcará la salida de Juan Antonio Pizzi como director técnico. Mientras que en Copa Sudamericana, Rosario Central visita a Huachipato en Chile desde las 19:15, y Talleres a Bragantino en Brasil a las 21:30. Vale recordar que el encuentro de River Plate por la Libertadores finalmente se reprogramó para mañana, en otra sede: Paraguay. Allí, por el mismo torneo también mañana jugará Argentinos Juniors, y Lanús por la Sudamericana. Todos debían jugarse en Colombia, pero se modificó la localía por la situación social de aquel país.

Gonzalo Plotycia