Ya reunieron más de 8 mil adeptos en una plataforma online

Después del crimen del Kiosquero Roberto Sabo, vecinos de la zona de Ramos Mejía reclaman que, debido a la inseguridad presente en Gran Buenos Aires, marcó los últimos días de campaña de las elecciones legislativas celebradas el pasado domingo 14 de noviembre.

Además, luego de los comicios se reactivó la polémica de la posible división de La Matanza de municipios más pequeños.

El debate inició cuando Ramos Mejía, localidad en la que fue asesinado el kiosquero en un intento de robo, lanzó una campaña para juntar firmas para lograr “independizarse” del distrito actualmente gobernado por el peronismo.

Los argumentos que sostienen el reclamo son: “Treinta y ocho años sin alternancia política es un dato interesante respecto al nivel de gimnasia democrática que vive la localidad. El voto de Ramos Mejía tiene escasa relevancia en la totalidad del Partido la cual conforma”.

El reclamo, que es difundido mediante la plataforma change.org, titulado “Independizar Económica y Políticamente Ramos Mejía del Partido de la Matanza”, y conocida en redes como “Free Ramos”, ya reunió ocho mil firmas.

En la plataforma el reclamo, está dirigido a cuatro dirigentes pertenecientes a la oposición: el presidente del bloque de Juntos en la Cámara de Diputados provincial, Maximiliano Abad; los legisladores provinciales por la Tercera Sección, también pertenecientes a Juntos, Adrian Urreli y Gustavo Vélez; y la presidenta del bloque de la coalición opositora en el Concejo Deliberante matancero, Pamela Loisi.

La selección de figuras a las que está dirigida no es casual, teniendo en cuenta que en La Matanza, el Frente de Todos obtuvo la victoria con un acumulado del 46,62% de los votos al intendente Fernando Espinoza como candidato a concejal, contra el 28,35% de Juntos.

Por otro lado, en  Ramos Mejía, el resultado fue opuesto: Juntos por el cambio logró la victoria en dos de los circuitos electorales que conforman la localidad. En el 628, obtuvo un 55,21%, contra el 20,56% del Frente de Todos, y en el 630, la lista opositora consiguió el 48,48% contra el 25,17% del oficialismo. 

A pesar de ello, la diferencia aglomera poco más de 66 mil votantes y, como consideran en el petitorio, no tuvo incidencia en el resultado global del municipio, conocido como “la quinta provincia electoral”.

La Matanza tiene cerca de 2,3 millones de habitantes y un padrón electoral supera el 1,1 millón de vecinos, de los que, en esta ocasión, alrededor de 770 mil, poco más del 67%, asistieron a emitir su voto. 

En ese sentido, con esa diferencia entre Ramos y otras zonas similares con el resto del territorio, allegados al alcalde Espinoza analizaron que la mejora en “los barrios del fondo” respecto a las PASO “contrarrestó el lógico enojo y justo reclamo que generó en los barrios del primer cordón (más cercanos a la CABA, como Ramos o Lomas del MIrador) el crimen del kiosquero Roberto Sabo”.

La idea de dividir a La Matanza es una propuesta recurrente en la política de la Provincia de Buenos Aires. La ocasión más reciente fue durante el mandato de la ex gobernadora Maria Eugenia Vidal. 

En este caso, la propuesta era separar el distrito en cuatro partes: La Matanza, compuesta por las localidades de Ramos Mejía, Villa Luzuriaga y San Justo; Los Tapiales, que sería integrado por Lomas del Mirador, La Tablada, Ciudad Evita, Aldo Bonzi, Villa Madero y Ciudad Celina; Gregorio de Laferrere, que consistiría de Isidro Casanova, Rafael Castillo y Laferrere; y Juan Manuel de Rosas, conformado por González Catán, Virrey del Pino y 20 de Junio.

La petición independentista es en conjunto con un texto que detalla las diferencias que, consideran, tiene su barrio con el resto de La Matanza, y que hace necesaria una separación.

“Ramos Mejía es una localidad del partido de La Matanza resultando un distrito de gran actividad comercial gracias a su extenso centro con una abundante cantidad de negocios”,  escriben en la página web.

“Sus vecinos saben la enorme importancia económica que tiene esta ciudad para el Partido debido a su progreso económico, desarrollo comercial, inmobiliario, gastronómico, y educativo”, afirman. 

“Desde el año 1983 es gobernada por el mismo partido político ininterrumpidamente. 38 años sin alternancia política es un dato interesante respecto al nivel de gimnasia democrática que vive la localidad. El voto de Ramos Mejía tiene escasa relevancia en la totalidad del Partido la cual conforma”, expresan en el texto.

“El extenso territorio del partido La Matanza hace que la localidad reciba poca atención de su Gobernante dado que las otras localidades conformantes tienen mayores necesidades, problemáticas y desafíos distintos”, detallan. 

“Sus vecinos dicen basta a la inseguridad y al peligro que amenaza las cada vez más villas miserias y barrios vulnerables que crecen en las ciudades vecinas que la limitan. Sus vecinos dicen basta a la creciente ola de inseguridad y falta de recursos para su ciudad”, sostienen. 

“Los vecinos piden su autonomía. Que sus recursos sean para la ciudad y no para que sean redirigidos a otras localidades del Partido” porque “Ramos Mejía cuenta con su propia idiosincrasia, ritmo comercial y necesita atención para potenciar su desarrollo económico y educativo”. 

“Precisa de su propio Gobierno y hacer uso de sus recursos privilegiados producto gracias al esfuerzo de miles de sus ciudadanos comerciantes, contribuyentes y laburantes”, finaliza el texto.