El agua del arroyo atraviesa toda la cuadra con desechos cloacales y una familia no puede movilizar a su hija que se desplaza en silla de ruedas

Los vecinos de la zona de 600, entre 4 y 5, viven “una pesadilla” por una obra mal hecha que llevaron a cabo trabajadores que pertenecen a la Comuna de la ciudad de La Plata. En octubre iniciaron tareas de repavimentación, pero a la fecha el asfalto se está rompiendo y las veredas se “están hundiendo” . Además, el agua del arroyo atraviesa toda la cuadra con desechos cloacales.

El destrozo y bajo nivel del cordón impide que una familia pueda movilizar a su hija menor de edad que se desplaza en silla de ruedas. “Mi hija pierde la rehabilitación, la escuela, no puede salir nada, es imposible”, expresó el padre en conversación con el Diario EL DIA.

“El desastre que han realizado y cómo han dejado el trabajo es realmente indignante, al punto que nos han obligado a los vecinos a realizar trabajos particulares para resolver los problemas que nos han ocasionado. En algunos casos se han provocado accidentes, en otros han dejado inutilizable la entrada de vehículos”, apuntó.

“Bajaron la calle unos 60 centímetros, lo que implica que ahora hay que construir nuevamente las veredas para que puedan subir los vehículos a cada casa. En algunos casos es tan alta la pendiente dado que es corto el tramo entre la calle y la casa, que es imposible hacer una rampa por donde suba el auto”, agregó el testigo, quien aseguró que realizó el reclamo al Municipio, pero afirmó que “no han tenido ningún tipo de solución” hasta el momento.

“Luego de dos meses de trabajo, en los que hemos sido rehenes de las obras sin poder ingresar nuestros vehículos a nuestra propia casa, debiendo encontrar alternativas de estacionamiento en una zona donde estamos completamente desamparados y expuestos a los robos cotidianos. Han dejado caños rotos, zanjas tapadas, veredas rotas, entradas inutilizadas”, concluyó.