Se busca promover el aprendizaje de la lectura y la escritura, así como reforzar la tarea docente. 

La investigadora del CONICET y Doctora en Psicología, Beatriz Diuk,  estudió, investigó y buscó las maneras más efectivas para alfabetizar. En base a ésta investigación desarrolló un videojuego llamado “DALE!” (Derecho a Aprender a Leer y Escribir), en base a un programa realizado para trabajar en la alfabetización de niños con dificultades lectoras que crecen en contextos vulnerables. También con el conocimiento por haber trabajado en proyectos de apoyo educativo para chicos y chicas  de más de 8 años en situación de pobreza que no leen ni escriben.

Beatriz Diuk

La especialista en Ciencias de la Educación realizó el desarrollo en base a los principios y las actividades de este programa, junto con la empresa Globant. Así, llevaron adelante la iniciativa 100% virtual con actividades didácticas que ayudan a identificar letras y escribir palabras simples para luego leerlas en textos.

“Uno de los grandes desafíos que tiene la educación es que nunca hay un único problema y los problemas nunca tienen una única solución. Si tuviera que elegir un desafío urgente, creo que es el enorme nivel de inequidad que tiene nuestro sistema educativo. La pandemia dejó en evidencia esta situación, con niños y niñas prácticamente excluidos de cualquier instancia educativa formal”, fundamentó Diuk.

Con respecto a cómo funciona DALE!, la investigadora explicó: “Hicimos una experiencia piloto con niños y niñas de 3er grado en adelante. Algunos de estos chicos y chicas tenían un docente a cargo de su enseñanza y a los otros se les acercó el videojuego. Los resultados mostraron que ambos grupos realizaron aprendizajes comparables. Esto nos dice que el videojuego, en un contexto escolar cuidado, puede ser una herramienta sumamente valiosa de apoyo a la tarea del docente”.

Para que este videojuego tenga efectividad, “Un adulto trabaja con un niño o niña dos veces por semana durante 20 minutos. Y con eso aprenden a leer y a escribir. Puede ser un docente pero también sencillamente personas preocupadas por la educación”, afirmó Beatriz.

El videojuego ya ayudó a alfabetizar a 10 mil estudiantes.