El hecho ocurrió el pasado lunes en el Hospital Larraín de la ciudad de Berisso

El pasado lunes, un hombre detuvo a un taxi para llevar a uno de sus hijos que se encontraba descompensado, al Hospital Larraín de Berisso, pero al llegar al establecimiento se encontró con que no había guardia pediátrica y un policía que se encontraba allí  le informó  que debía llevarlo a otro lugar. 

Debido a que el hombre ya no tenía dinero, el taxista lo llevó gratis porque el menor estaba cada vez peor.

“Me partió al medio y todavía sigo mal. Lo llevé al hospital de Ensenada y el nene estaba cada vez peor en el camino. Llegó casi morado. Volví al Larraín a reclamar, pero no hicieron nada. No hay un directivo de nada. Estoy con mucha bronca porque lo vivo desde el lado de abuelo. Llevás a una criatura al hospital… llegamos más rápido que la ambulancia. Tratamos de llegar a tiempo antes de que pase lo peor”, explicó el taxista en diálogo con la Red 92.