Bertellys informó que los trabajos abarcan el tramo Parish- Azul donde se hacen tareas de perfilado de barrancas y extracción de árboles.

Ayer, el intendente Hernán Bertellys constató la obra de dragado de más de 30 kilómetros sobre el Arroyo Azul, acompañado por el jefe de Gabinete Alejandro Vieyra, el subsecretario de Obras y Servicios Públicos Guillermo Giordano y el director de Vialidad Rural Jorge Sarasola.

En la ocasión, Bertellys informó que los trabajos abarcan el tramo Parish- Azul donde se hacen tareas de perfilado de barrancas y extracción de árboles, “esto permite, junto a la mayor obra que tenemos que es la Presa La Isidora, una regulación de retención aguas arribas y después escurrimiento aguas abajo”, aseveró.

Más adelante, el Intendente remarcó que “ante un evento pluvial de gran importancia esto permitirá tener un mayor control de la situación hídrica”.

Por su parte, Vieyra recordó que “es un trabajo complementario a lo que fue la obra de la Presa La Isidora porque estaba planificado y finalmente pudimos lograr con Hidráulica de la Provincia, ejecutarlo y sobre todo el fondeo para hacerlo”.

Asimismo, subrayó que “estas tareas profundas de casi 35 kilómetros de dragado del arroyo son importantes no solamente para el caso urbano sino también para el campo cuando se inunda, ya que permitirá un escurrimiento más rápido de la zona rural”.