Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales destacaron que “algunas obras están arriba de un 50 % de construcción, otras en otros niveles, pero lo importante es que va a beneficiar a 50 familias”.

Roberto Martínez Lastra, Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales, recordó que hace dos semanas se firmó “una readecuación del proyecto, que está paralizado desde fines de 2018, pata terminar las 50 casas”, que restan para completar el barrio de Trabajadores Municipales.

El dirigente señaló que “algunas están arriba de un 50 % de construcción, otras en otros niveles, pero lo importante es que va a beneficiar a 50 familias”.

“Este es un proyecto que hace tiempo que empezó, en el 2000. En el 2010 entregamos 30 viviendas, y en 2016, otras 20. Quedan 50 viviendas que se paralizaron, como muchas obras. Ahora se puede volver a reactivar, aunque tenemos que esperar hasta que nos entreguen el anticipo financiero”, detalló Martínez Lastra, quien indicó que “el plazo de obra es de un año”.

También destacó que “hay un nuevo sistema de pago de los certificados, que sería buenísimo, porque antes tardaban entre 3 y 6 meses para pagar un certificado. Ahora es más activo, espero que sea así, para que se logren, cuanto antes, las 50 viviendas para Tandil”.

El líder sindical señaló también que “hay otros barrios que lo estamos esperando, en Vela de 30 viviendas y en Movediza, de 22. Pero uno gestiona, no financia. Después tenemos que recibir los sopapos cuando se alarga en el tiempo, y lo entiendo porque la gente sigue pagando alquiler y eso, pero no somos responsables del retraso”.

En relación a la reanudación de las 50 viviendas que restan construir, indicó que “para el Instituto (de la Vivienda, llega a un 35 % el avance de obra”, en promedio.

Por otro lado, comentó que “estamos llevando adelante una serie de obras en el sindicato, estamos poniendo a full nuestro salón, con piso, paredes y techo nuevos, para tener un lugar accesible y que el afiliado tenga ese beneficio. Y también estamos refaccionando la pileta de la Quinta Belén, ya instalamos un sistema de luces a través de la Usina para los que vengan a acampar, y la pileta va a estar terminada quizás en febrero, no sé si llegará este verano, pero por lo menos, avanzar para que el año que viene, la podamos disfrutar a pleno. Y también estamos haciendo dos dormis y una cabaña. Apostamos al turismo, que es hoy la empresa más grande que tiene Tandil”.