El primer objetivo fue embellecer la ciudad, pero después surgió la idea de hacerlo con un mensaje que interpele a los ciudadanos

La iniciativa de pintar los 35 buzones de electricidad ubicados en el microcentro de la ciudad de Tandil, que inició como una propuesta de la Cámara Empresaria de Tandil (CET), al que la artista Camila Calderón (CEB) accedió debido a que ya se encontraba trabajando junto con la Usina en otros proyectos como pintar las subestaciones de electricidad para embellecer el espacio urbano.

El proyecto surgió cuando CEB pintó la subestación que se encuentra por Mitre al 800, junto a la CET. “La idea vino para dejar la ciudad lo más linda posible, no sólo para los tandilenses sino para los turistas, entonces me parece que los buzones pintados en esos colores que llaman la atención aportan su granito de arena”, afirmó la artista.

Más allá de los colores en los buzones suman mensajes que buscan invitar a reflexionar sobre la discapacidad. “La única discapacidad en la vida es una mala actitud” y “El coraje y la fortaleza no es la ausencia de miedo, es negarse a asumir el rol de víctima”, se lee en algunas de las frases que interpelan al transeúnte.

De acuerdo a Calderón, fue al Director Técnico de la empresa de economía mixta, Guillermo Saab, a quién se le ocurrió abordar la temática de la discapacidad.

Las canaletas y el espacio en sí de los buzones es chico, no se puede hacer una imagen muy detallada de paisaje o figura, así que lo mejor resultó en llenarlas de dos colores y poner frases que dejen un mensaje”, expresó CEB y detalló que las decoraciones y las letras se hicieron por medio de la técnica esténcil.

Al principio lo consideró un trabajo de decoración sin pensar que acabarían generando profundas reflexiones a nivel personal además comentó que “resonaban con muchas cosas que yo estaba viviendo en ese momento”.

La artista afirmó que antes de iniciar no era cercana al ámbito de la discapacidad, tampoco se había preocupado por conocer sobre el tema o escuchar exponentes, pero la iniciativa la adentró en ese mundo.

Asimismo, comentó que la frase de Lary León “Deberíamos estar orgullosos de nuestras diferencias porque ¿qué es ser normal y que es ser diferente?” la cautivó.

Luego de navegar por internet se encontró con la historia de una mujer que “nació sin brazos, periodista y escritora” pero que “siempre eligió mostrarse tal como es, además dice que lo que más valora en la vida es la sonrisa”.

Ella me llegó de manera personal”, sostuvo la pintora que lo relacionó con la frase de Scott Hamilton “la única discapacidad en la vida es la mala actitud”.

Me dí cuenta que las personas que tienen una discapacidad no quieren ser vistas como pobres víctimas, ni quieren que se les tenga lástima o pena, sino que quieren ser tratadas como a los demás, con respeto”, reflexionó Calderón.

Es por eso que cada una de las frases que moldeó la condujeron a la conclusión de que el pueblo argentino fue inculcado en la victimización. “Todos vivimos en el mismo sistema podrido pero podemos tomar dos actitudes diferentes. O nos empoderamos para salir adelante, buscamos trabajo y nos rebuscamos para salir adelante y ponemos lo mejor de nosotros. O asumimos un rol de víctima, que no lleva a ningún lado ”, sentenció. 

Por último, en una de las impresiones de los buzones de la Usina dice que “cambiar la forma de ver las cosas es lo que cambia a las cosas” y CEB desea que los tandilenses puedan cuidar la obra y permitirse reflexionar.