Los casos se cuadruplicaron respecto a la semana pasada, y además debieron aislarse 16 empleados por ser contactos estrechos.

Las áreas más afectadas ante el ausentismo son las que brindan servicios, como Recolección, Obras Sanitarias y Cementerio, aunque de momento la situación no es preocupante ya que los infectados, representan un porcentaje menor de la planta estatal que emplea en la ciudad a 2.600 personas.

De todos modos, la evolución de los casos será vigilada de cerca por el área de salud de la Comuna, ya que la curva de contagios en la ciudad de Tandil continua en ascenso constante.