En el Gobierno municipal, preocupa además, la posibilidad de que las casi 20 mil personas que todavía no se inmunizaron contra la enfermedad, se infecten en un breve periodo de tiempo y puedan saturar el sistema sanitario.

En ese sentido, el titular del Sistema Integrado de Salud Pública, Matías Tringler, destacó que, hace un año con 1200 contagios la ocupación de camas era plena en la ciudad, y ahora con casi 3000 casos, solo hay 7 pacientes en terapia en estado critico y 17 en la sala general.

Tringler indicó que, de estos 24 positivos internados el 60% no está vacunado, y volvió a resaltar la importancia de la vacunación para en caso de infectarse no desarrollar síntomas ni cuadros severos.