Cerca de 300 integrantes de diferentes organizaciones sociales nucleadas en un “Frente Piquetero” continuaban hoy, por tercer día consecutivo, con una protesta “por tiempo indeterminado” frente al Casino Central de la ciudad de Mar del Plata, en reclamo de “trabajo genuino y alimentos frescos para comedores y merenderos”.

“Venimos reclamándole al intendente Guillermo Montenegro que nos vuelva a dar el trabajo genuino que teníamos. Se están desatendiendo los hogares de los más necesitados, igual que a los merenderos y comedores de la ciudad”, señaló a Télam la referente del Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), Noelia Heffling.

Y en ese sentido, remarcó: “En plena pandemia nos sacaron los trabajos que hacíamos en las plazas, en las escuelas y en la calle. El Gobierno municipal viene llevando un ajuste en el presupuesto sobre el sector más humilde y pobre”.

“También nos racionalizó las porciones de alimento fresco que nos daban para los comedores. Cada vez nos dan menos y con el tema de la pandemia cada vez son más los compañeros y compañeras que se quedan sin trabajo y no tienen que comer”, subrayó la dirigente social.

De la protesta y acampe participa el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Libres en Igualdad, Vecinos Unidos, MTR-Cuba, MAR y BUEL, Mujeres en Lucha y el Polo Obrero, entre otras agrupaciones.

Por su parte, la Municipalidad de General Pueyrredón, a través de su Secretaría de Seguridad, denunció ante la Justicia a las organizaciones sociales que participan de la protesta.

Desde Seguridad remarcaron que esta acciones encuadran en la figura penal descripta por el artículo 194 del Código Penal que establece que “el que, sin crear una situación de peligro común, impidiere el funcionamiento de los transporte por tierra, agua o aire o los servicios públicos de comunicación, de provisión de agua, de electricidad o de sustancias energéticas, será reprimido a tres meses a dos años de prisión”.