Mario Lozano, virólogo molecular del Conicet y ex rector de la Universidad Nacional de Quilmes, se refirió al ensayo por a vacuna contra el coronavirus.

Luego que se conociera que Argentina fue elegida para probar una vacuna contra el coronavirus, en AIRE BONAERENSE Mario Lozano, virólogo molecular del Conicet y ex rector de la Universidad Nacional de Quilmes, expresó que “es un orgullo para nosotros”.

En relación a ello, Lozano contó que “lo que resta para empezar esta última fase en el desarrollo de una vacuna en Argentina es la aprobación de todos los protocolos por la ANMAT”.

“Que nosotros hayamos sido seleccionados y se haya llegado a este acuerdo para probar la vacuna en nuestro territorio es un motivo de alegría y orgullo”, destacó, “es un reconocimiento a la capacidad que tienen los científicos argentinos, los científicos en salud, los trabajadores de la salud, la posibilidad de organización para llevar adelante estos estudios que son muy complejos”.

Además, el especialista señaló que la elección “tiene que ver con que la pandemia, como en todo el mundo, se está distribuyendo muy activamente en el país”.

Respecto a la vacuna, Lozano contó que “hay resultados preliminares que no ha tenido efectos adversos en la población a la que se le aplicó” y que además “tuvo buena eficiencia”.

También informó que “técnicamente se están juntando parte de la segunda fase y de la tercera en un mismo análisis en el que van a participar al rededor de treinta mil voluntarios”.