Los hallazgos se basan en investigaciones anteriores que sugieren que puede ayudar al cuerpo a combatir el coronavirus. El doctor Ricardo López Santi brindó detalles y dijo que “la información positiva de ese estudio es que se relaciona con los datos positivos de otros estudios”

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Endocrine Society informó que la falta de vitamina D podría ser un factor en común entre las personas con un cuadro más grave de coronavirus que requieren hospitalización. La investigación encontró que el 80% de los pacientes con coronavirus en un hospital español tenía deficiencia de la vitamina del sol.

Al respecto, Ricardo López Santi, Jefe de Promoción y Prevención del Hospital Italiano de La Plata, habló en AIRE BONAERENSE y dijo que “la información positiva de ese estudio es que se relaciona con los datos positivos de otros estudios”.

“La ciencia hoy se ve movida por la ansiedad que la comunidad tiene respecto de encontrar solución al tema del covid”, explica, “por ese motivo se analizan muchísimos fármacos para prevenir la enfermedad o prepararnos mejor”.

Así justificó el estudio y resaltó que “el hecho de usar vitamina D como tratamiento es algo frecuente”. Según explicó, “lo reciben muchas mujeres, por ejemplo, con osteoporosis, y mensualmente reciben su suplemento con vitamina D y calcio”.

“Se prestó atención al tema de la vitamina D por este vínculo que hay entre la presencia de la vitamina y el sistema inmunológico”, dijo López Santi, “esto ha llevado a que la OMS hable de la importancia que tiene la vitamina D para fortalecer los organismo frente a posibles infecciones respiratoria, y el covid entra en ese tipo de patologías”.

Sin embargo, y pese a lo auspicioso del estudio, el médico mostró cautela y sostuvo que “todavía hay que dejar pasar agua bajo el puente para confirmar” que el tratamiento sea efectivo.

En ese sentido, dijo que “habitualmente, cuando se trata de grupos pequeños, se corre el riesgo de cometer errores, y en este caso es un grupo pequeño”.

Pese a ello, el especialista señaló que “muchos médicos van a empezar a pedir el dosaje de la vitamina D para ver si su paciente va a necesitar el suplemento”. Y expresó: “yo creo que la información positiva de ese estudio es que se relaciona con los datos positivos de otros estudios”.

Luego, López Santi brindó recomendaciones: “que salgan al aire libre, salgan a caminar 30 minutos todos los días, y con eso están haciendo un aporte de la vitamina D de la luz solar”. También destacó la importancia de una alimentación sana que pueda aportar esa vitamina.

Además, contó que “aquellos pacientes que están confinados en sus casa, los médicos, si vemos que el paciente tiene algún déficit, le vamos a estar dando algún suplemento”.

Finalmente, expresó que “el tiempo dirá si fue necesario o no, pero no hace ningún mal” el uso de los suplementos ante el déficit de vitamina D.