Así se pronunció el diputado Santiago Passaglia quien manifestó la preocupación e impotencia por los focos de incendio que sufre la región desde hace 70 días

Los devastadores incendios en el Delta del Paraná mantienen en vilo a la población de la provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos. El olor a quemado causó estupor en ciudades que están frente a las islas de Entre Ríos, como Rosario, Victoria y San Nicolás.

Santiago Passaglia, diputado de San Nicolás, manifestó su preocupación en AIRE BONAERENSE y dijo que “el que hoy prende un fuego sabiendo la sequía que hay, es un criminal porque se sabe que no se va a poder contener”.

“Hace 70 días que estamos padeciendo este problema”, contó Passaglia, “estamos tapados de humo” y explicó que el 95% de los focos de incendios “se generan en las islas del Delta del Paraná que son jurisdicción de Entre Ríos”.

“Realmente están descontrolados y están generando muchísimos problemas para todos los vecinos”, dijo el diputado.

Además, contó que “el intendente hizo una denuncia penal en la Fiscalía Federal para que intervenga, investigue y condene a los responsables”. Por otro lado, señaló que “hay una práctica habitual en la zona de islas que es quemar los pastizales secos para que haya una resiembra, y ese rebrote se use para llevar ganado”.

“Toda nuestra zona está viviendo una sequía terrible a raíz de una bajante del río histórica”, contó Passaglia, “lo que hace que, cuando se genera un foco de incendio, donde antes se contenía por humedales, hoy esos humedales están secos, cualquier foco de incendio que se genere no tiene fin”.