Lo afirmó así el vocero de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y añadió al respecto que es un fenómeno que ocurre “ante el menor estímulo o mejora de posibilidades” y que  “realmente se verifica el crecimiento en emprendimientos”

En diálogo con el programa radial “Aire Bonaerense” el vocero de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) Salvador Femenía, analizó la situación de los emprendedores en Argentina. En este marco, aseveró que “Argentina tiene una gran impronta emprendedora” y que “ante el menor estímulo o mejora de posibilidades, realmente se verifica el crecimiento en emprendimientos”.

“Esto se debe a que la actividad se va normalizando y hay que tener en cuenta que julio y agosto son meses que fueron bastante bajo. Antes de las PASO hubo una caída e igualmente hay que tomar en cuenta que se está recuperando. Un 20,2% es bastante alto. También se recuperó contra el 2019 un 7,2%”, afirmó Femenia.

“La actividad va creciendo. Hay factores que influyeron como las restricciones a las importaciones y bienes de consumo el dólar se movió pero no tanto y eso ayudó al efecto del crecimiento del sector industrial. Ese tipo de cosas, cuando cierran tanto las importaciones significa problemas para las PYMES que necesitan insumos importados”, añadió.

“Papel, cartón, edición e impresión, y material de transporte fue el que peor resultado tuvo. Ahí se verifica un tema con la importación. Se verifica también que algunas empresas están fabricando sus propias piezas pero eso impacta un poco en la producción”, señaló.

“La intención de inversión está en el 30%. Un número bastante alto que tiene incidencia directa con los números de crecimiento”. Al respecto agregó que “Se están abriendo nuevos comercios. Es natural que sea así, Argentina tiene una gran impronta emprendedora y ante el menor estímulo o mejora de posibilidades, realmente se verifica el crecimiento en emprendimientos”, concluyó.