Así lo señaló el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) Ricardo Diab, dialogó esta mañana con el equipo del programa radial “Aire Bonaerense”. En este contexto, Diab aseguró que desde la CAME “Somos los primeros interesados en disminuir la inflación lo máximo posible”.

Diab afirmó que “cuando hay un avance sistemático de la inflación, si bien el primer perjudicado es el público consumidor, el pequeño comerciante también tiene problemáticas porque imagínate que tiene gran capacidad de stock, de negociación pero cuando va a reponer el producto vendido se encuentra con que tiene que realizar un aumento con lo cual o tiene nula, escasa o pierde rentabilidad. Nosotros somos los primeros interesados en disminuir la inflación lo máximo posible”. 

“Acordar es una forma mucho más práctica que congelar. También tienen que hacer una forma mucho más práctica y un proyecto a tiempo determinado. Porque si nosotros tenemos aumentos continuamente esto se va acomodando. Nadie caprichosamente, un vez que una empresa tiene un costo determinado, va a aumentar por deporte. Alguna de las variables le fue aumentando. La única opción que le queda a esa empresa es disminuir la rentabilidad que tenía hasta el momento hasta un límite que le sea posible”, añadió.

“Hay una realidad que no podemos atacar y es que tenemos un estado súper dimensionado y ese Estado demanda recursos y esos recursos salen de los impuestos, con lo cual, cada vez que tocamos uno de esos recursos del Estado y es muy difícil volver hacia atrás, a eso nos referimos. Cuando decimos achicar el Estado, nos referimos a achicar el gasto”, explicó.

“En época de pandemia todos necesitamos ayuda. Son temas muy difíciles de abordar pero creo que si alguna vez se encara con un proyecto lógico va a llevar el tiempo necesario. No se puede hacer de un día para el otro. Hay impuestos que son difíciles de modificar”, concluyó.