El intendente de Maipú se refirió al episodio en el que acusan al jugador de Boca de romper la cuarentena

Carlos Tevez fue protagonista de una polémica acusación. El jugador de Boca fue denunciado de romper la cuarentena para ir a jugar un “picado” con Facundo Coudannes, consejal de la ciudad de Maipú.

En diálogo con AIRE BONAERENSE, el intendente Matías Rappallini contó que “el domingo en las redes, personas de Dolores, Maipú, Ayachucho y Buenos Aires, aparecieron sacándose esta foto explicando que habían estado jugando un picadito con Tevez y después se sacaron la foto”.

“Esto se hizo viral”, cuenta Rappallini, “y hubo un gran enojo con toda la comunidad y con toda la gente que está trabajando en cuidarnos, porque obviamente Maipú está cerrado”.

Respecto a las medidas adoptadas, el intendente dijo que “se hicieron las actuaciones desde la policía” y aclaró que “Maipú está en fase 5, tiene cero casos, pero eso no permite el fútbol que es un juego con contacto”.

“Desde la policía se le mandó un acta a todos los que están en la foto”, explica el funcionario, “cuando recibe el acta Tevez me llama a mí la coordinadora de la estancia y me pidió tener una audiencia con Carlos, a lo que dije que si”.

Según narra el intendente, mantuvo un encuentro con Tevez, quien “manifestó que estaba en su casa el día domingo. Se estaba yendo a la capilla y unos chicos empezaron a llamarlo para sacarse una foto”.

“Lo primero que ve son los chicos”, señala Rappallini, “y obviamente decide sacarse la foto. El estaba en su casa y no tenía necesidad de usar tapa boca”.

“Supuestamente, de un campo vecino donde se habían juntado a almorzar”, cuenta el funcionario, “habían ido hasta la casa de Tevez, violaron la privacidad de la propiedad de Carlitos, sacaron la foto y después se fueron para el campo. Esto fue lo que me manifestó ayer Carlos”.

Además, el intendente de Maipú expresó que el jugador “me manifestó su enojo y me dijo que estaba viviendo una situación personal difícil y que no estaba en condiciones de jugar ningún picadito”. A lo que expresa: “yo le creí”.

“El comisario tomó la intervención de los dichos de Carlitos”, agregó, “después eso se va a derimir en la justicia y ellos tendrán que dar la explicación”.

Rappallini también explicó que se hizo una contravencional, “que es la multa que se tiene que pasar por el juzgado de faltas de Maipú, que toda la gente que rompe la cuarentena tiene que abonar”.

“Mucha gente se comunicó conmigo para que yo tomara medidas en contra de la situación”, cuenta el funcionario, “yo les dije que no iba a tomar ninguna determinación, solamente la instancia legal que se llevó adelante”.