Se trata de Homero Giles, médico recibido en Cuba, militante de La Cámpora y quien fuera subsecretario de Prevención y Control de Riesgos del Ministerio de Salud de la Nación durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Giles tendrá sin dudas una de las tareas más difíciles en la Provincia. IOMA se encuentra atravesando una crisis económica y la relación con el Gobierno saliente no fue la mejor. Pocos días antes de dejar su banca, María Eugenia Vidal tuvo que abonar a la Agremiación Médica Platense (AMP) una cifra millonaria que adeudaba la Provincia y que generó la paralización de la atención médica asistencial por 24 horas. Los afiliados no contaron con el servicio y tuvieron que pagar como un particular.

Por otro lado, existe un reclamo que lleva tiempo es el de los acompañantes terapeúticos y cuidadores domiciliarios. Muchos de los que dependen de la obra social bonaerense llevan varios meses sin cobrar. Para expresar su reclamo se movilizan sistemáticamente los jueves a la sede del IOMA. Por ahora siguen aguardando una solución a los retrasos en los pagos.

Ahora se suma el planteo realizado por el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires, que ayer salió advertir por atraso en los pagos de las prestaciones médicas.

A través de una solicitada, la entidad colegiada advirtió a los matriculados y afiliados a la obra social provincial que “con motivo del atraso de los pagos del IOMA de prestaciones del mes de septiembre de 2019” procedieron a “remitir Carta Documento a la obra social intimando al pago de las mismas”.

Continuaron informando que “ante la falta de respuesta y pago, nos vemos en la obligación de alertar a los afiliados que las prestaciones de los profesionales de la kinesiología podrán verse afectadas en cuanto a su regularidad y normalidad”. Preocupados por esta situación, desde el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia agregaron que aún aguardan respuesta del IOMA “a fin de no vernos en la obligación de interrumpir las prestaciones de la kinesiología en toda la Provincia”.

Quienes también habían reclamado por las demoras en los pagos fueron los terapistas ocupacionales, que el lunes último se movilizaron a la sede platense de la obra social. “Somos terapistas ocupacionales. Queremos seguir prestando la misma calidad de atención pero tenemos derecho a cobrar”, afirmaron.