Alberto Williams es presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías y detalló, entre otras cosas, que una de las causales refiere a que “no hay una producción mayor para hacer exportaciones y hacer consumo

“La carne tiene el mismo problema que tienen todos los demás productos. Está muy cara, tremendamente cara. El consumidor no puede pagarlo, las ventas bajaron estrepitosamente en la carnicería. Ya no hay sustituto tampoco porque el cerdo está carísimo y está subiendo casi a la altura de la carne. El pollo intentó subir y lo tuvieron que volver a bajar porque no había ventas”, afirmó Williams.

Además añadió que “el consumidor no tiene capacidad adquisitiva para poder comprar. El mercado de hacienda cuando se paró la exportación se sostuvo, bajó un poco, pero lo más importante fue que se sostuvo bastante. Hoy tienen un mercado muy volátil, con poca entrada, no está bien abastecido y está con problemas ya de subas, hoy los carniceros han recibido la carne con ocho y diez pesos de aumentos”.

Por otro lado explicó que “no hay una producción mayor para hacer exportaciones y hacer consumo. Ahora parece que se ha agilizado más porque hay menos producción. Hay menos cabezas. El consumidor quiere consumir, los carniceros queremos vender pero con estos precios no se puede”.

“Cuando arrancamos con el cerdo, la bondiola valía ochenta pesos, hoy vale seiscientos. ¿Por qué? Porque no hay. El cerdo al mismo precio que la carne, te come la carne el argentino. El mercado sin carne, va a traccionar a subir”, concluyó.