Diego Bagú, director del planetario de La Plata contó cómo se llevó a cabo el desarrollo del nuevo satélite y qué importancia tiene para el país

Los ingenieros de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) que participaron de la construcción del Satélite Argentino de Observación Con Microondas (Saocom) 1B comienzan a palpitar su lanzamiento. En diálogo con AIRE BONAERENSE, Diego Bagú, director del planetario de La Plata lamentó un retraso pero se mostró entusiasmado con el proyecto.

“La idea era lanzarlo este sábado pero parece ser que finalmente va a ser el lunes”, contó Bagú al tiempo que explicó que este tipo de complicaciones “es muy usual”.

Pese a ello, dijo que el lanzamiento del satélite argentino más grande en su tipo “nos llena de orgullo”. Luego explicó que esto “tiene una importancia directa que es contar con un instrumento de la más alta calidad a nivel mundial para observar, no solamente la tierra, sino, en particular, poder observarla durante las 24 horas del día”.

Así, destacó que “es importante poder ver la tierra en todo momento porque de esa manera vos podes ir registrando distintos datos, como va a hacer el Saocom, respecto de humedad del suelo, calidad de la vegetación, depósitos y flujo de agua”, ente otros.

Este satélite va a trabajar en el rango de las microondas, lo que “permite observar, capturar todos esos datos, pero también de noche, a través de las nubes”.

En cuanto a la importancia “subyacente”, explica el especialista, “si vos tenés la capacidad de desarrollar un satélite de este tipo, tenés todo un ecosistema tecnológico, un montón de gente capaz de hacer esa tecnología, pero a parte, tenés todos los equipos para hacerlo, para fabricarlo”. Y concluye que “si vos podés fabricar un satélite de este tipo podés desarrollar otros instrumentos también, otra tecnología, generar valor agregado”.

En ese sentido dijo que “estos satélites son muy costosos de desarrollar y de adquirir, entonces, si vos lo podés desarrollar en tu país y luego lo vendés a otros países, es un ingreso de dinero enorme para un país como el nuestro”.