Así lo expresó Jorge Varallo, Presidente de la Agremiación Médica Platense, en diálogo con AIRE BONAERENSE. “Los mismos dueños de la clínica les comunicaron esta decisión por parte del Gobierno a los médicos que trabajan allí. Están preocupados”, sostuvo. 

La ayuda financiera de las clínicas privadas por parte del Estado, generó un fuerte rechazo entre trabajadores de la obra social, quienes cuestionaron la legalidad de la medida. Días atrás, el gobierno bonaerense y autoridades de IOMA presentaron la Propuesta de Sustentabilidad del Sistema Sanatorial “con el objetivo de mantener los establecimientos de salud privados en condiciones óptimas ante el impacto de la pandemia”. Este anuncio generó una gran polémica y críticas por parte de varios sectores.

Como anticipó BuenosAiresAlDía, a esto se le suma la futura adquisición del Instituto del Diagnóstico, ubicado en la capital bonaerense. El acuerdo entre las autoridades de IOMA y la clínica, según Jorge Varallo, “ya está sellado”.

La misma será destinada a atender exclusivamente a los afiliados de la obra social que brinda servicios de salud a todo el personal de la Administración Pública, Municipalidades, jubilados y pensionados de la Provincia de Buenos Aires.

Por su parte, dispondrán de CIMED (Centro de diagnóstico por imagen en La Plata) para el uso y realización de análisis clínicos de los afiliados a la obra médico asistencial.

Los médicos que prestan servicios en IOMA se mostraron disconformes con esta medida y la consideran “inusitada”. En abril pasado, la Provincia negó esta adquisición pero, con los anuncios realizados días atrás, la versión que tienen desde la AMP se hace cada vez más posible.

“Siempre encontramos la desmentida por parte de las autoridades del IOMA. Además, el Ministerio de Salud nunca nos ha atendido pese a haberlo requerido en varias ocasiones”, manifestó Varallo.

Los médicos temen tanto por su fuente laboral, como la calidad del servicio.

“La experiencia nos dice que esta cuestión de que el financiador se haga cargo de las entidades de salud y ‘regentee’ la administración de las mismas, ha terminado siempre en una pauperización de la calidad hacia el paciente y en una disminución de retribución para los médicos”, explicó el presidente de AMP.

“Cuando se planteado un modelo de esta características, y el que paga es el que administra la actividad, el paciente termina optando por una cartilla de médicos, o se le atribuye uno en específico”, sostuvo y agregó: “con esto, los dos millones de pacientes van a perder el privilegio de poder elegir su médico”.

Varallo aclaró que “todavía no les ha llegado, en forma escrita, ningún tipo de oferta para la compra”, pero contó que “ya está sellado”.

“Los médicos que prestan servicios en el Instituto del Diagnóstico manifiestan su preocupación ante la compra de la clínica por parte del IOMA”, expresó.

Este reclamo es acompañado también por el Colegio de Médicos y el Sindicato de Profesionales Médicos de la Región.

Varallo remarca que “una medida inusitada. Nos parece que los financiadores no tienen que ser los administradores, porque es donde todo se viene a pique”.