El Doctor en ciencias geológicas y director del departamento de geología de la UBA Rubén Álvaro López explicó cuáles son los factores naturales y humanos que inciden en estas catástrofes

Rubén Álvaro López, Doctor en ciencias geológicas y director del departamento de geología de la UBA dialogó con “Aire Bonaerense” emitido por radio “Classique” sobre el proceso de intervención humana en la Costa Argentina y como este en términos de construcción de vivienda, afecta directamente a la vida en el distrito costero. En este sentido, explicó por qué en épocas de tormenta pueden ocurrir este tipo de catástrofes y relfexionó sobre los fenómenos naturales y la intervención humana.

En cuanto a la catástrofe costera, López aseguró que “no es solo de Mar del Tuyú, es gran parte de la Costa pero tengo que agregar que no es la primera vez. Es algo que ocurre hace tiempo. Las costas que están avanzando sobre el mar, caso San Clemente y otros, no es algo homogéneo. Eso tiene que ver mucho con la presencia del hombre. Casas que se construyen cerca del mar. Una tormenta es una condición natural, en este caso se dio una residencia de tormentas, una el 16 de marzo, otra el fin de semana del 19 y otra este martes pasado”.

Respecto a la participación de la naturaleza en este proceso señaló que “cada tormenta, el mar retira un volumen importante de la playa que luego de entre tres y seis meses vuelve a la playa. En ese período en el que hay reincidencia de tormenta el mar tiene más facilidad de entrar a la costa e interactúa con la línea urbanizada y el problema es que la línea urbanizada está a escasos metros del mar”.

“Lo que no se entiende es que la playa y la costa se están moviendo a continuación. La playa es donde uno coloca la sombrilla, la costa es desde el pie de ese médano que divide la playa hacia adentro. Ahí hay una franja que se está moviendo continuamente a escalas de centímetros por años. Si uno quiere poner estructuras rígidas sobre algo que se está moviendo (…) aunque sea imperceptible entonces eso se empieza a desarticular y eso es una condición natural, no una de el cambio climático y está afectando más o menos”, añadió.

“Es más importante el factor del hombre sobre este equilibrio de la playa porque el natural sigue siendo y funcionando siempre igual. El tema es que el hombre pone propiedades y donde pusiste propiedades hay riesgo y ahí aparecen los problemas”, concluyó.