Lo explicó Daniela Hozbor, principal investigadora del Conicet

Tras el anuncio de la ministra de salud de la Nación, Carla Vizzotti respecto de la necesitad de vacunar a personas inmunodeprimidas desde los tres años y a los mayores de cincuenta años que hayan recibido el esquema de Sinopharm, desde el programa radial “Aire Bonaerense” dialogaron con Daniela Hozbor, principal investigadora del Conicet. Al respecto, la científica explicó por qué era necesaria la tercera dosis y la importancia del anuncio.

“En base a datos se tomó la decisión de comenzar con esta tercera dosis en población que tiene su sistema inmunocomprometido. Para tener mayor posibilidad de prevenir la enfermedad se da esta tercera dosis a toda la población mayor de tres años que tenga esta condición. La otra medida que se tomó, siguiendo a la OMS, es que la población mayor de cincuenta años que ha recibido el esquema de virus inactivado es decir la vacuna Sinopharm, deberán recibir una tercera dosis”, afirmó Hozbor.

“Lo que se está proponiendo es que el año que viene tengamos un refuerzo todos los vacunados. Se observa una pequeña baja, que no está afectando gravemente en lo que es prevención de enfermedad severa, de muerte. Esto se observa para la mayoría de las vacunas”, añadió.

“Respecto a esta otra variante que comenzó a registrarse en Europa, todavía no está la información. Se empezó a divulgar que era más contagiosa que la Delta Pero todavía es información que no está clara y debemos esperar más tiempo”, aclaró.

Además, en cuanto a la inversión Japonesa para con la UNLP, explicó que “es un hecho que ya comienza a vislumbrarse que escapa a los esquemas tradicionales. Esta inversión es una fábrica de vacunas y es a través de un convenio entre el gobierno de Japón y la UNLP. Cosa que no es común. La verdad que es un anuncio que ya se viene trabajando y es muy positivo“, concluyó.