Sergio Morresi es investigador en Ciencias Políticas del CONICET y explicó la situación de la creciente derecha en Argentina y el tipo de electores que este espacio logró captar

En las recientes PASO se vislumbró el poder y el apoyo del liberalismo a nivel nacional. Sin embargo, el fenómeno ocurrió con mayor profundidad en CABA, con Milei a la cabecera. Al respecto, “Aire Bonaerense” dialogó con Sergio Morresi que es investigador en Ciencias Políticas de CONICET que ahondó en el tipo de votantes que este espacio aglomera.

Respecto a las elecciones del domingo aseveró que “los resultados de las PASO fueron muy desfavorables” para el gobierno “e inesperado para casi todos los actores. La oposición logró mantener su caudal, quizá con otra composición de la que tuvo hace dos años mientras que el oficialismo no pudo mantener eso y aunque haya algunos motivos para pensar que alguno de los números son recuperables, no va a ser sencillo y menos después de la crisis de ayer que tampoco va a colaborar particularmente”.

Por otro lado, frente a la comparación del resultado en CABA de MileI en provincia de Espert, analizó que “en cantidad no es poco. El 5% son 400mil votos que no es poco. También es cierto que en el caso de Espert fue solo que podríamos llamar el ala liberal que en el caso de Milei iba a también unido a la más nacionalista que por ejemplo representa Gómez Centurión que le dio su apoyo”.

En cuanto al crecimiento de la derecha en la política explicitó que “forma parte de una cultura o una forma de pensar bastante minoritaria que viene que fue creciendo en las redes sociales, en los foros, en redes privadas. Y que forma parte de lo que algunos llaman una mixtura entre ideas libertarias o anarcocapitalistas e ideas globales que están avanzando en todo el mundo. La forma en que avanzan tiene que ver con esas nuevas modalidades de comunicación. Milei apareció en los medios pero antes de que el aparezca, esas ideas ya estaban creciendo”.

Además añadió que “lo que si es cierto es que lograron hacer cuajar diferentes cuestiones en un mismo vector y eso me parece lo que les ha permitido avanzar. Si estos jóvenes van a seguir con estas ideas de acá a unos años, es muy pronto para saberlo. Alguna parte de sus votantes, incluso una parte importante de Milei o de Espert, no están convencidos de sus ideas, sino que simplemente usaron a esos candidatos para expresar su descontento con el Frente de Todos”, concluyó.