La diputada habló sobre la reunión que mantuvo con uno de los jóvenes atropellados por su marido y dio su versión de los hechos. “Menos rosca y más barrio”, pidió la legisladora.

Carolina Piparo fue duramente cuestionada en las últimas horas tras haberle entregado dinero, un celular Iphone y un par de zapatillas a una de las víctimas que fue embestida por Juan Ignacio Buzali en la madrugada del 1º de enero. En ese contexto, la diputada bonaerense salió a dar su versión y dijo que la reunión “no fue secreta”.

“Me sorprende y entristece la cantidad de barbaridades que leí en varios portales sin siquiera molestarse en preguntarme. Me remito a contar lo que sucedió para dejar de lado las operaciones berretas”, comenzó Piparo en un comunicado difundido a la prensa.

“Hace meses me informaron que una de las personas involucradas en el accidente tenía problemas de índole personal. Inmediatamente me puse a disposición y su abogado ofreció su casa como punto de encuentro. Nadie se veía incómodo con el lugar, fui con mi hermano, mi gran pilar, estaba obviamente su abogado y también su mamá. Conversamos sobre lo sucedido, la reunión fue muy cordial”, sostuvo.

Según dijo la legisladora, el menor “manifestó que en el accidente se le había roto el celular y una zapatilla, a lo que ofrecí hacérselo llegar, se mostró contento y cuando lo recibió, me manifestó estar feliz y agradecido, incluso intercambié mensajes tanto con su mamá como con él después de aquella reunión y los pondré a disposición porque todo fue desde lo humano”.

“Fue una reunión súper positiva y que nada tenía que ver con todo el proceso penal en marcha, sabrán que una acción penal no es algo a lo que se pueda renunciar”, contó.

“Se me reprochó que no me acerqué, se me reprocha que me puse a disposición. Acá hay un cierre de lista que no ignoro pero la bajeza y la politiquería no dejan de sorprenderme. No hubo reuniones secretas con nadie, mi vida entera es pública. Yo no necesito sacarme una foto para la tribuna. Trabajo y estoy cerca de la gente siempre, con mucho respeto y cariño. Y así voy a seguir. Espero que no se utilice más el tema”, aclaró Piparo.

Y concluyó: “A la política le pido que se concentre en trabajar por quienes lo necesitan. Menos rosca y más barrio, porque con las operaciones no llegan más vacunas, no se come, no se educa, no se genera laburo”.