Así lo estipuló un estudio de la empresa Glamit de soluciones tecnológicas para e-commerce

A pesar del sostenido acercamiento a la normalidad, la reapertura de locales y del consumo presencial, un estudio privado que llevó a cabo la empresa que ofrece soluciones tecnológicas para negocios del comercio electrónico, informa que el hábito de compra online se instaló entre los consumidores y persiste como uno de los canales elegidos.

Entre los datos arrojados, se destacó que el 57% de los consumidores compró online en mayo, frente a 61% en enero. En este sentido, se relevó que “a pesar de la normalización y apertura de locales, la compra online se transformó en un hábito que los consumidores ya han internalizado como parte de su rutina”.

Además, en el estudio señalan que, “si bien se percibe que el consumo disminuyó algunos puntos en todas las categorías durante los últimos meses, el ecommerce ya se instaló como nuevo hábito entre los usuarios, ya que les permite comparar precios y conseguir todos sus productos sin salir de sus casas”.

En este marco, la directora de Research de Opinaia, Paola Cavarozzi afirmó que “el shopper se puso muy exigente y tiene estándares más altos provenientes de experiencias con distintos marketplaces; hoy en día, lo que más valora es la inmediatez en la entrega”.

Por otro lado, y en cuanto a lo que los clientes consideran debería mejorarse, el 61% de los consumidores acordó con que desearía que bajaran los costos de envíos mientras que el 44 % pide ofertas más atractivas y el 34% menciona la mejora en los tiempos de entrega. Además, el 26% reclama por mejoras en los medios de pago.

Por último, el director de Glamit, Luciano Margolin, señaló que “los clientes requieren que se siga trabajando sobre la experiencia de compra mobile, donde actualmente los porcentajes de conversión siguen siendo considerablemente más bajos que en las visitas realizadas a través de computadoras”.