Personas que se encuentran privadas de libertad en una cárcel de Gorina reacondicionaron 50 sillas y elaboraron 30 pintores y juegos didácticos para dos jardines de la zona.

En el marco del programa “Más Trabajo, Menos Reincidencia” del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, internos alojados en la Unidad 18 perteneciente al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), que se capacitan en carpintería, costura y confección de juguetes con materiales reciclados, beneficiaron al Jardín de Infantes Nº 921 “José Sebastian Tallon” y al Jardín Maternal Municipal “Federico A. Maspoli”.

Para que los niños y niñas puedan disponer de un mobiliario acorde a su edad, 12 hombres del pabellón 5 lijaron, ajustaron, encolaron y pintaron las sillas que el Colegio Covenant de Gonnet donó al Centro de Participación “La Casita” de Gorina.

“Pensamos que los jardines iban a darle un mayor uso que nosotros, así que solicitamos el trabajo a la Unidad 18”, contó Cristina Flores, fundadora de “La Casita”, a la vez que resaltó la excelente predisposición de los internos.

Carolina del Prete, directora del Jardín Maternal Municipal “Federico A. Maspoli”, al que asisten 30 chiquitos, agradeció la tarea mancomunada y comentó: “Vamos a usar las sillitas para las dos salas, porque las que teníamos están bastante deterioradas. La verdad es que nos vienen genial”.

Por su parte, el director de la Unidad 18 Gorina, Germán Ahumada Lurbe, expresó: “Para nosotros es muy reconfortante poder ayudar a la comunidad y trabajar con otras instituciones para el beneficio de quienes más lo necesitan”.

Cabe mencionar que la actividad solidaria contó con la autorización de la Subdirección General de Trabajo Penitenciario del SPB, con la supervisión del coordinador de Formación Técnica y Oficios, Víctor Orsi, y con la colaboración del agente Luciano Leitao.