La decisión la tomó el gobierno bonaerense el marco de “Acuerdos de confidencialidad” con los bonistas extranjeros. El proceso implica la reestructuración de la deuda por u$s 7.700 millones. En este sentido el canje se postergará hasta el próximo 23 de julio

En pleno contexto de conversaciones restringidas, “Acuerdos de Confidencialidad” (NDA), con los bonistas extranjeros, el gobierno de la provincia de Buenos Aires decidió extender hasta el 23 de julio el plazo del canje de deuda que fue emitida bajo legislación internacional. Esta prórroga refiere al proceso de reestructuración de deuda por u$s 7.700 millones.

Antes de aceptar formalmente la invitación, desde el poder ejecutivo provincial pretenden alcanzar un acuerdo que permita apuntar a la sostenibilidad de la deuda tanto en el corto, como mediano y largo plazo.

Por otro lado, tanto asesores de los bonistas como de la Provincia han tenido acercamientos graduales que permitieron mantener una conversación moderada entre ambas partes. Así se habilitó un periodo de negociación bajo acuerdos de confidencialidad que pretenden cerrar la brecha existente entre las posiciones.

En relación a la negociación, en los últimos días se precisó por gestiones del ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, que uno de los principales acreedores, permitió acercar posiciones para realizar un último periodo de conversaciones restringidas (NDA), que concederán el arribo a una solución definitiva.

Por último, los acreedores tendrán tiempo para enviar órdenes y canjear sus Bonos elegibles por nuevos bonos hasta las 5:00 pm, hora de Europa Central. Esto ocurrirá a partir del 23 de julio de 2021 con la salvedad de que la negociación se extienda y/o se cancele anticipadamente.