El proyecto de Presupuesto 2022 prevé un crecimiento del 4% del PBI, una inflación del 33% y un dólar a $131,1 para el año próximo. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró hoy que el Presupuesto 2022 “le da continuidad a la visión que desde el Gobierno nacional se plantea para propiciar la recuperación de una doble crisis: económica y sanitaria”.

El proyecto de Presupuesto 2022 prevé un crecimiento del 4% del PBI, una inflación del 33% y un dólar a $131,1 para el año próximo. Cabe destacar que la iniciativa no contempla el pago al Fondo Monetario Internacional.

“Hoy Argentina está viviendo un fuerte proceso de recuperación económica, de manera sólida, que permitirá que el PBI crezca el 10%. En los tres meses desde que enviamos el proyecto a hoy, hubo un fortalecimiento en ese crecimiento”, aseguró el ministro.

Allí sostuvo, además, que “el proyecto busca satisfacer cinco objetivos, la inclusión social, dinamismo productivo, estabilidad macroeconómica, federalismo y soberanía”.

“Desde el Gobierno nacional -señaló en ese sentido- esperamos continuar trabajando junto a todos los representantes del pueblo y de las provincias, y a todo el Congreso de la Nación para fortalecer un sendero de desarrollo y estabilidad”.

También señaló que la inversión en 2021 fue “superior al 30%”. y destacó que “estamos en un sendero de ordenamiento de las cuentas fiscales que consideramos virtuoso”.

El ministro precisó que hay “una fuerte reducción del déficit primario del sector público nacional no financiero”, que descendió este año del 6,4 al 3,5 por ciento.

Guzmán agregó que “no ha habido caída de reservas internacionales” y puso de relieve que “para el 2022 y en adelante la acumulación de reservas también es un objetivo” del Gobierno nacional.

En el marco de su presentación, el ministro sostuvo que “el problema principal que se ha enfrentado la Argentina en 2021 ha sido la dinámica inflacionaria y es un objetivo de la economía atacar”.

Sobre las exportaciones, el ministro dijo que tuvieron un crecimiento lo cual “es muy positivo para la Argentina” ya que para tener “un crecimiento económico se necesito un aumento sostenido de las exportaciones netas”.