Así lo manifestó Federico Carassale, directo de Aero La Plata, quien también dijo que “el único lugar en el mundo que tiene los aeropuertos cerrados es Argentina”

Luego del anuncio del impuesto del 35% al dolar, y a minutos de la marcha convocada “en defensa del sector y en rechazo a las medidas económicas implementadas por el Banco Central”, Federico Carassale, director de Aero La Plata dijo que, para el turismo, “esta situación es una especie de gota que rebalsa el vaso”.

En AIRE BONAERENSE sostuvo que “nuestra industria ya venía cascoteada desde el año 2018” y que “terminamos el 2019 con un impuesto que incrementaba 30% nuestros precios”.

En ese sentido explicó que “la carga impositiva que tienen los precios para viajar es mayor a la que tienen los cigarrillos o el alcohol”.

“Esto directamente es lo mismo que te digan cerrá”, dijo Carassale, “tampoco te permiten ajustar tu estructura”.

Además, dijo que “el único lugar en el mundo que tiene los aeropuertos cerrados es Argentina” y que “entre la economía y la salud me quedo con la salud, pero ahora no tenemos ni economía ni salud”.

A su vez, expresó que “hay formas que han encontrado en otros lugares como para operar en una mínima exponencia con protocolos que más o menos resguardan el contagios”.

“Nosotros ya como industria estamos retrasados”, sostuvo Carassale, “así nos saquen el 30% de impuesto solidario y nos saquen esta retención de impuesto a la ganancia, igual el turismo al extranjero no se va a mover”.

“Esta situación no tiene sentido”, dijo.