Lo afirmó el Secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y de la CGT autónoma, en relación a la presión inflacionaria y el descenso del poder adquisitivo de los trabajadores estatales

El Secretario General de ATE y CGT autónoma, Oscar De Isasi, informó como vocero de los trabajadores estatales, que habrá una negociación con el gobierno bonaerense para adelantar las paritarias estipuladas para noviembre. El pedido refiere a que las proyecciones inflacionarias que había comunicado el Gobierno ya fueron superadas. En este sentido, afirmó que para solucionarlo “tiene que haber aumento de salario, control de precios y tarifas”.

Respecto al diálogo con el gobierno provincial, De Isasi afirmó: “La semana pasada a pedido de nuestra organización fuimos a una reunión con el Gobierno donde estuvo presente Economía, Trabajo y Empleo público. Allí planteamos la necesidad de reforzar la segunda cuota del aumento salarial y adelantar la paritaria que iba a ser convocada en noviembre para estos meses venideros. La proyección inflacionaria superó largamente tanto las expectativas del gobierno, como las de otros estudios que ponían arriba de lo que el gobierno planteaba en febrero”.

En cuanto a lo pautado entre ambos sectores, explicó: “El objetivo común que teníamos entre el gobierno y nuestra organización sindical era que el 2021 sea un año de recuperación salarial. Para cumplir ese objetivo, dado que la inflación se disparó, hay que rever el acuerdo paritario que hicimos en febrero. Por lo tanto, nuestro planteo es reforzar esta segunda cuota y adelantar la paritaria que iba a ser en noviembre. La idea es que se mueva
a este mes y el mes que viene, para discutir el aumento salarial que permita de cara a fin de año recuperar el poder adquisitivo”.

En relación al aumento que exigirán aseguró que“tiene que superar ampliamente los 13 puntos para reforzar y no perder contra la inflación. El criterio es no perder a manos de la inflación y empezar a recuperar. Ese es el acuerdo que hicimos en febrero. No solo era numérico, sino era un acuerdo político; perdimos durante el gobierno de María Eugenia Vidal 30% del salario, tenemos que entrar en una etapa de recuperar la capacidad adquisitiva. En ese marco, acordamos el 34,5% a septiembre y de ahí en adelante, iba a haber una discusión salarial que nos iba a permitir recuperar salarios no sólo ante la inflación, sino con los puntos perdidos anteriormente”, agregó.

Por último, el Secretario aseveró que “tiene que haber aumento de salario y tiene que haber control de precios y tarifas para poder recuperar el poder adquisitivo. Es una tarea combinada. Es aumento salarial en los términos que lo planteamos nosotros, y control de precios sobre todos los alimentos”, concluyó.