Luciano Corradini, papá de Ailén quien, con apenas doce años, incorporó este aceite para mejorar su calidad de vida, habló con Aire Bonaerense

Una nueva reglamentación para la ley de uso medicinal de cannabis que “facilita e impulsa la investigación científica orientada a los posibles usos terapéuticos”, busca asegurar “el acceso a las terapias de forma segura e informada para todos los usuarios y usuarias”, incluso a través del “autocultivo o el cultivo solidario”, quedó oficializada, con la publicación del Decreto 883/2020 en el Boletín Oficial.

La norma establece además que las obras sociales, el Estado y las prepagas “garanticen” ese acceso.

Luciano Corradini, papá de Ailén, quien, con apenas doce años, incorporó este aceite para mejorar su calidad de vida, habló con AIRE BONAERENSE y dijo “es una linda noticia, es un avance que se pueda contar con una ley que se dejó en los cajones por mucho tiempo”.

Corradini también expresó: “celebro siempre las libertades, la posibilidad de elegir siempre es bueno”, y explicó que “el cannabis medicinal es muy beneficioso para la epilepsia refractaria”, enfermedad que tiene su hija.

“Que se investigue las diferentes alternativas para conseguir la medicación es una buena noticia”, indicó, “poder autocultivarse su propia medicina y poder acceder de manera más amplia a esto”.

Además, la medida permite “que el Estado pueda investigar y los médicos formarse e informarse sin prejuicios” y “le quita una presión muy grande al miedo que tiene mucha gente de poder enfrentar una situación penal por intentar mejorar su salud”, dijo Corradini.

El papá de Ailén señaló que “hoy el cannabis medicinal se consigue por farmacia, esto amplia todo eso” y dijo que, por el anuncio de la reglamentación, “es más social el efecto y es muy positivo”. Señaló que el aceite de cannabis “es una alternativa más que ayuda”.