Las líneas de trenes, en su totalidad, no funcionaron esta mañana, hasta las 9, por una medida de fuerza del sindicato La Fraternidad. El servicio podría funcionar con demoras hasta el mediodía. Los trabajadores ferroviarios convocaron a asambleas por la pérdida salarial que sufren por el impacto de la inflación. Desde el gremio advirtieron que la medida podría repetirse la semana, pero el Ministerio de Producción dictó la conciliación obligatoria para intentar frenar la protesta.

Ante la falta de trenes, varias líneas de colectivos reforzaron sus servicios. La mayoría de los pasajeros, de todos modos, estaban enterados de la medida porque los trabajadores la anunciaron ayer a la medianoche.

“Venimos perdiendo aproximadamente un 20 por ciento del salario con respecto a la inflación, hace que la situación se torne muy difícil para todos los trabajadores”, expresó Omar Maturano, secretario general de la Fraternidad.

Maturano advirtió que el plan de acción de los trabajadores podría continuar la semana que viene en caso de no llegar a un acuerdo con la empresa. “Estamos discutiendo con los demás gremios ferroviarios cómo continuamos. Estamos evaluando repetir la medida para la semana que viene”, aclaró.

Los ferroviarios solicitan un 20 por ciento de aumento para compensar la pérdida por inflación pero que el Gobierno no respondió el pedido. “No nos ofrecen nada, nos ofrecen aumento para fines de diciembre cuando ellos no estén y dejarle esto al Gobierno que viene”, explicó el dirigente en diálogo con El Destape Radio.

“Nos dijeron que nos van a aplicar la conciliación obligatoria y le dijimos que se la apliquen al presidente que hace 30 días que no trabaja”, agregó Maturano.

El dirigente reconoció que “sabemos que con la medida estamos perjudicando a nuestros propios compañeros, que son los trabajadores, es una pelea de pobres contra pobres” pero aclaró que “nos pidieron que esperemos a las PASO, después nos pidieron que esperemos a las elecciones, y ayer nos dijeron que no había solución”.