El Ministro de Educación de la Nación explicó que “hasta que no podamos garantizar la disminución del riesgo de contagio, no vamos a exponer a la comunidad educativa a esa realidad”.

En diálogo con el programa radial AIRE BONAERENSE, que se transmite por FM Classique 106.5, Nicolás Trotta habló de la “nueva realidad” que atraviesan los docentes y alumnos a la hora de llevar a cabo las jornadas educativas en el ámbito de la virtualidad.

“Estamos frente a una prueba impensada. Con un enorme compromiso del docente, se está transitando el desafío de aprender desde el hogar, en una Argentina atravesada por la desigualdad”, explicó el ministro.

“Esas desigualdades tienen distintos rostros, pero la que tiñe todo es la socio-económica, que impacta directamente en el nivel de conectividad, que condiciona la posibilidad que tienen tanto los maestros y maestras, como los padres y madres a la hora de garantizar la continuidad educativa”.

En ese sentido, manifestó: “estamos terminando de planificar el regreso de clases y el proceso de reorganización del ciclo 2020 con el 2021”.

Trotta dejó en claro que los alumnos terminarán este ciclo lectivo en diciembre, pero explicó que “los saberes que no se aborden este año, se van a implementar el ciclo 2021. De esa manera, se van a reorganizar los contenidos”.

“El regreso seguro a las aulas debe ser seguro, con los protocolos de seguridad e higiene para disminuir la capacidad de contagio”, expresó el Ministro y aseguró que se deberán extremar las medidas de distanciamiento y cuidados hasta que “salga la vacuna”.

Trotta no confirmó una fecha exacta de la vuelta a clases, pero explicó que “hasta que no podamos garantizar la disminución del riesgo de contagio, no vamos a exponer a la comunicación educativa a esta nueva realidad”.

A su vez sostuvo que, cuando eso suceda, “en los recreos, los chicos van a tener que sostener medidas de distanciamiento, siempre priorizando la salud”.

Por otro lado, y ante la necesidad de disminuir las aglomeraciones en los transportes públicos, desde el Ministerio de Educación y en conjunto con la cartera de Transporte, se espera poder atrasar entre “20 minutos y una hora” el inicio de la jornada.

“Estamos analizando con Meoni sacar el uso escolar del transporte público de la hora pico, administrando el ingreso y el egreso para ordenar la circulación”, sostuvo.