Los trabajos dieron inicio en la bajada lindera al Club del Valle y llegarán, si las condiciones climáticas lo permiten, hasta la Avenida 74 en la tarde de hoy.

Comenzaron a recambiarse las viejas luminarias de sodio que alumbraban el Paseo de la Ribera por otras nuevas con sistema Led, en el marco del convenio que la Municipalidad de Necochea mantiene con el Programa de Emergencia de Infraestructura Municipal de la Provincia de Buenos Aires (PREIMBA).

Los trabajos dieron inicio en la bajada lindera al Club del Valle y llegarán, si las condiciones climáticas lo permiten, hasta la Avenida 74 en la tarde de hoy, con la colocación de 26 luces de 250 W de potencia.

Con la arteria en condiciones óptimas de circulación y la nueva iluminación, que servirá también para prevenir situaciones de inseguridad, el paseo se empieza a consolidar como un destino que puede ser aprovechado tanto por los vecinos del distrito como por los visitantes que optan por disfrutar de las bondades que ofrece el Río Quequén a la hora de tomarse un descanso.