El 1 de enero una vecina realizó una fiesta clandestina y la Cámara de Apelaciones de Mercedes confirmó la sanción de ser multada. 

En la zona rural de Chivilcoy se accionó una reunión clandestina de más de 200 personas el pasado 1 de enero de 2021, por lo que intervino el Juzgado de Faltas municipal N°1.

En este caso, se dictó sentencia aplicando una multa de $253.500 a la infractora.

Debido a esto, la persona que cometió la infracción interpuso un recurso de apelación, pero, de igual manera, el 20 de mayo el Juzgado de Paz de Chivilcoy confirmó la sentencia del Juzgado de Faltas, dado a que el procedimiento fue correcto y por considerar constitucional el decreto que impulsó las medidas restrictivas.

En este marco, esta vecina volvió a apelar, por lo que el 22 de junio, la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Mercedes confirmó la sentencia dictada por el Juzgado de Paz de Chivilcoy por resultar ajustada a derecho y estar debidamente acreditada la falta.

“Sin lugar a dudas, esta sentencia es un aval legal que se le da al régimen sancionatorio que hemos aplicado en nuestra ciudad, en el marco del contexto sanitario debido a la pandemia”, destacaron desde el municipio.