La comisión provincial por la memoria solicitó nuevas medidas de pruebas complementarias

El sábado 18 de septiembre falleció Esteban Vella de 16 años en el Puente tres bocas, que se transportaba en una moto que se presume “robada”, luego de una persecución policial. Aún no hay imputados en la causa y la familia pide justicia.

La comisión provincial por la memoria se entrevistó en Chivilcoy con la familia del joven y solicitó nuevas medidas de prueba a la fiscalía interviniente. Se pide que se investigue el accionar policial que desencadenó la muerte de Vella. 

No hay indicios de que el adolescente se encontrara armado o se sospechara la portación de un arma, aunque la policía efectuó varios disparos. 

Cuando llegaron los bomberos y cámaras que transmitieron el momento en el que los agentes, luego de que Vella derrapara y el móvil policial cayera al agua, surgieron los primeros testimonios de vecinos que escucharon las detonaciones.

El informe preliminar de la autopsia realizada por la morgue judicial de Lomas de Zamora, determinó que la muerte fue producto de un paro cardiorrespiratorio causado por politraumatismos.

El colectivo en defensa de los derechos humanos de Chivilcoy realizó un comunicado exigiendo respuestas, en el que pregunta “¿Se puede perseguir hasta la muerte?”. Asimismo, la Fiscalía N°4 de Mercedes centró la investigación en la posibilidad de que el patrullero “tocara” la moto. “¿Cómo debe ser el accionar policial en el marco de una persecución? ¿Por qué dispararle si el adolescente estaba solo, de noche, en una calle de tierra y sin muchas posibilidades para ir más lejos?”, continúa el comunicado. 

Desde la Comisión Provincial por la Memoria, que viajaron el pasado lunes hasta la ciudad de Chivilcoy para conocer los detalles y encontrarse con la familia y miembros del personal judicial interviniente, se realizaron presentaciones ante la Fiscalía general y la Procuración, además de en Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad. 

En la reunión con el Fiscal, la Comisión solicitó medidas de pruebas complementarias para que se investigue la responsabilidad ligada a la negligencia que podrían probar un accionar doloso por parte de los efectivos policiales.

Asimismo, se solicitaron nuevas pericias sobre la moto y el patrullero, el secuestro de las armas oficiales de los policías y los registros de la dependencia policial, la participación de gendarmería en pericias, y un peritaje en la ropa del fallecido.