Alberto Alejandro Maceira, ex titular del Incucai, es el interventor, y Rodrigo Saliturrería, el subinterventor. “No vamos a echar a nadie”, dijo el ministro de Salud de la Nación.

El gobierno nacional dispuso la intervención del Hospital Posadas durante seis meses para “garantizar el funcionamiento institucional” del centro asistencial que se encuentra acéfalo por las renuncias de su director y otras autoridades.

El interventor de la institución médica será el doctor Alberto Alejandro Maceira, ex titular del Incucai, y el licenciado Rodrigo Saliturrería, el subinterventor. La intervención del Hospital Posadas, ubicado en la localidad bonaerense de Haedo, será “por un lapso de 180 días”, precisa la norma publicada en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Salud, Ginés González García.

“No vamos a echar a nadie del Hospital Posadas, la intervención fue solo administrativa”, dijo González García en declaraciones periodísticas. En los considerandos, se explica que “resulta necesario e imperioso garantizar el funcionamiento institucional del Hospital Nacional ‘Profesor Alejandro Posadas'” ya que “el estado de acefalía actual pone en riesgo el normal funcionamiento de dicho nosocomio y por consiguiente la prestación de sus distintos servicios”.

En ese marco, se faculta al interventor para ejecutar las “atribuciones, misiones y funciones previstas para los cargos de Director Nacional Ejecutivo y las correspondientes a los Directores Generales”, indica el texto.

Hubo 1300 empleados despedidos durante administración de Cambiemos. El Hospital Posadas ya había sido intervenido en abril de 2015, en medio de reclamos de los gremios de la salud por malas condiciones laborales.