Los valores, que registrarán una actualización del 26%, se calcularon utilizando la variación de la fórmula de movilidad jubilatoria para la segunda mitad de 2021

A partir del 1 de enero de 2022 empezarán a regir los nuevos valores para el monotributo que registrarán una actualización promedio del 26% para las obligaciones mensuales que pagan los contribuyentes y para los topes de facturación en cada categoría.

El 26% corresponde a la variación de la movilidad jubilatoria del segundo semestre de este año, 12,39% septiembre + 12,11% diciembre, que se tiene como referencia para la actualización de las variables del monotributo.

Los cambios impulsados por el Congreso fueron diseñados con un criterio progresivo de aumento en los topes que beneficiaba más a las categorías más bajas. Es por ello que los nuevos valores fueron calculados utilizando la variación de la fórmula de movilidad jubilatoria para la segunda mitad de 2021.

En ese sentido, la ley de monotributo dispone que los montos máximos de facturación y los importes del impuesto integrado y cotizaciones previsionales a ingresar correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente se actualizarán una vez por año de acuerdo a la variación de la fórmula de movilidad jubilatoria.

Con la actualización del 26%, los pequeños contribuyentes de la categoría A que hasta ahora abonaban una cuota mensual de $2.646,22 en concepto de los tres componentes del monotributo (salud, jubilación, impositivo) pasarán a pagar $3.334,24.

En cuanto al tope de facturación anual para la categoría A ascenderá de $370.000 a $466.000. En términos mensuales ahora podrán facturar en promedio hasta $38.850.

Por otro lado, un monotributista de la categoría B que paga una obligación mensual de $2.958,95 pasará en enero a abonar $3.728,29. Y la escala pasará de $550.000 a $693.000 anuales. De esta forma el monto máximo mensual ascenderá a $57.750.

En cuanto a los contribuyentes registrados en las categorías más elevadas como la H pasarán a pagar $16.147,46 de obligación mensual desde enero de 2022 cuando durante la segunda mitad del año abonaron $12.789,38. El tope de facturación ascenderá un 26% para llegar a $3.276.011,54 anuales o $ 273.000 mensuales.

Y en el caso de los pequeños contribuyentes dedicados a la venta de cosas muebles tienen la posibilidad de facturar hasta $388.500 mensuales (categoría K) o $ 4.662.015,87 anuales. (DIB)