En comparación al mismo fin de semana largo del 2018, la cifra representa un aumento del 20,5 por ciento, de acuerdo con los números oficiales.

Más de 1,3 millones de personas se movilizaron por distintos puntos del país, con un impacto económico de más de 5 mil millones de pesos, según informó la Secretaría de Turismo de la Nación.

Según las estimaciones oficiales, el 94,7% de quienes aprovecharon para viajar durante estos cuatro días son residentes argentinos, a pesar de que este lunes, al tratarse de un día no laborable optativo, una importante cantidad de trabajadores permaneció en sus puestos.

Los turistas dejarán un impacto económico que asciende a 5.540 millones de pesos, un aumento del 20,8 por ciento a precios constantes respecto del fin de semana del año anterior.

Abrigados en la playa: Mar del Plata, un clásico de las escapadas de invierno.
El gasto promedio por cada uno de los turistas que viaja alcanzará los 4.173 pesos.
La estadía media será de 2,9 noches, lo que resultaría en un volumen total de 3,8 millones de pernoctaciones.

“El turismo está cada vez más fortalecido en nuestro país y contribuye a impulsar la actividad en cada destino afianzándose como pilar fundamental de la economía nacional”, destacó el secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.

Aerolíneas Argentinas informó una ocupación del 79 por ciento para el fin de semana largo, lo que representa un incremento del 12 por ciento en comparación al mismo fin de semana largo del año pasado.

La tasa de reservas del sábado a nivel nacional alcanzó el 83 por ciento y un promedio del 81 por ciento para todo el fin de semana.

Si se contabilizan los cinco fines de semana largos desde que comenzó el 2019 -Año Nuevo, Carnaval, Semana Santa y Güemes e Independencia- muestran una proyección total de 7,9 millones de turistas movilizados por todo el país y un gasto total de 31,3 mil millones de pesos.