Sobre el impuesto extraordinario a las grandes fortunas dijo que “hoy no está en la agenda repetir una medida extraordinaria”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó esta noche que la Argentina está buscando un programa distinto con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para refinanciar la deuda.

El Jefe de la cartera de Hacienda reveló que “al mismo tiempo, multilateralmente estamos buscando construir otra línea de crédito, otra facilidad que se adapte a las circunstancias del mundo hoy. Estos programas que tiene el FMI son programas añejos, son programas del siglo XX, son programas que no se adaptan a un mundo en el cual muchas cosas han cambiado como es el caso del cambio climático que requiere de transformaciones productivas que a la vez requiere de cambios económicos que tienen plazo de madurez mucho más largos. Estamos trabajando así como lo hicimos con los DEG junto con el mundo en nuevas líneas de crédito con plazos distintos”.

Sobre el impuesto extraordinario a las grandes fortunas dijo que “hoy no está en la agenda repetir una medida extraordinaria”.

Guzmán confirmó que el organismo financiero internacional desembolsó 4.340 millones de dólares en Derechos Especiales de Giro (DEG) y remarcó que “hoy no estamos en default”, y que “estamos resolviendo los grandes y dañinos problemas de endeudamiento que tiene la Argentina”, dijo en declaraciones a la señal de cable A24,

“Hoy no estamos en default y los DEG nos dan una posición más robusta”, detalló Guzmán.

El Jefe del Palacio de Hacienda explicó que “estamos negociando con el FMI, buscando cuidar al pueblo porque más deuda significa más escasez de dólares, menos dólares significa menos trabajo y más inflación y lo importante es que el acuerdo sea sano, que nos permita redefinir nuestros compromisos con el mundo de una forma sostenible”.

Más adelante, Guzmán puntualizó que “hoy existen modalidades de programas en las cuales el plazo máximo es de 10 años que se llama Acuerdo de Facilidades Extendidas. Eso es lo que hoy se puede negociar”.

Al ser consultado sobre la magnitud de los recursos recibidos del FMI, Guzmán sostuvo que “lo que recibimos del FMI es lo mismo que casi todo lo que distribuyó el FMI entre todos los países del mundo”.

En relación con la brecha cambiaria entre el tipo de cambio oficial y las paridades financieras, Guzmán sostuvo que “uno de los objetivos es estabilizar esta situación y luego ir reduciendo la brecha”.

En relación con la inflación, el ministro manifestó que hubo factores extraordinarios que hicieron superar el 29% de la pauta inflacionaria estimada en el presupuesto 2021. “Era imposible vislumbrar en septiembre de 2020 cuando elaboramos el presupuesto, qué hizo aumentar los precios. Nosotros vemos la inflación bajando y la tasa reduciéndose mes a mes bajando y eso viene ocurriendo desde marzo y va a continuar ocurriendo. En un contexto de pandemia aumentó mucho la demanda por alimentos y bajó mucho la demanda por servicios”.