Así lo manifestó el ex ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires en diálogo con AIRE BONAERENSE, con respecto a la medida anunciada por el Gobierno ante la suspensión de clases por el Coronavirus.

Durante una conferencia en Casa de Gobierno, el ministro Trotta presentó formalmente el plan de educación a distancia, digital y con contenido pedagógico y educativo, destinada a los alumnos primarios y secundarios que no tendrán clases producto de la pandemia del coronavirus.

Ese contenido será gratuito, producto de un acuerdo entre el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y las empresas de telefonía, que garantizaron el no cobro de datos por el consumo del material disponible en el portal www.seguimoseducando.gob.ar.

En ese sentido, el ex funcionario de esa cartera habló en AIRE BONAERENSE y opinó que “la medida de emergencia fue oportuna y tomada con mucha rapidez, porque hay feriados de por medio y no afecta tanto los días de clases perdidos”. Y agregó: “en el balance final, los días de clases que se pierden son 8 o 9”.

“Si respetamos las tareas en las casas y con atención pedagógica, puede funcionar. Sabemos que la relación de docentes con los alumnos es irreemplazable, pero ante una situación de emergencia como ésta hay que saber amortiguar y saber utilizar las herramientas”, expresó. “Si se hubiese continuado con Conectar Igualdad, estaríamos en mejores condiciones”, sostuvo.

En cuanto a las clases de niveles superiores, Oporto contó su experiencia como docente universitario y explicó que “algunas aplicamos trabajos virtuales con personas que no conocemos, eso se torna mas difícil pero es posible llevar adelante”.

Con respecto a la pandemia, el profesor de Historia explicó que “estamos ante un escenario desconocido, donde no se puede prever lo que puede pasar”.

LOS ANTECEDENTES

La Argentina y el mundo padeció una pandemia parecida al Coronavirus: el brote de H1N1. Más conocida como Gripe A, llegó a nuestro país en el 2009, justo antes del comienzo del invierno. Poco más de un mes de los primeros casos autóctonos, fallecía la primera víctima: una bebé de tres meses. Días antes del receso escolar de invierno, el gobierno decidió el cierre de los establecimientos educativos durante todo el mes de julio, una medida que involucró a 11 millones de estudiantes. Las medidas de las autoridades apuntan principalmente a limitar los contagios durante los meses de invierno. He aquí la primera diferencia con el Coronavirus: la Gripe A no hacía distinción de edades, mientras que el COVID-19 afecta más a las personas mayores.

En ese año, Oporto supo ser ministro de Educación de la Provincia y, en comparación, sostuvo que “la gripe A del 2009 ayudó como experiencia”, pero aclaró que “en ese caso, el H1N1 atacaba más a los chicos y la escuela era un lugar donde había posibles contagios”.

El profesor contó que “por eso fue difícil para el Gobierno actual decidir si suspender o no las clases, pero yo creo que lo esta manejando muy bien”.

“Hay que estar tranquilos y saber que ante una emergencia como ésta, la vida cambia y los hábitos no son los mismos”, sostuvo.

“América latina se ha anticipado a lo que fue en Europa. Estamos en verano, casi otoño, y en invierno se viene lo mas difícil, pero estamos a tiempo de combatirlo”, agregó Oporto.

Por otra parte, ante las Fake News que circulan en las redes sociales, Oporto expresó que “los medios de comunicación no deben incorporarlo como show, sólo para generar rating. Al contrario, tienen que tener seriedad, manejarse con información oficial y austeridad. No hay que usar la información para hacer la oposición”.