Familiares y amigos de las víctimas fatales durante la pandemia convocaron a la “Marcha de las piedras” el día 16 de Agosto. Anita Martino, quien impulsó la iniciativa por Twitter, dialogó con este medio

Por Agustina Molina

“Fue un día muy emotivo”, expresó Anita Martino, la persona que impulsó la organización de la “Marcha de las piedras” -con ayuda de Maldita comadreja, el dibujante que realiza imágenes para las marchas- y diversos usuarios que se anotaron como voluntarios para llevar las piedras en memoria de los fallecidos cuyos familiares no pudieron asistir.

En diálogo con este medio, Martino aseguró que la planeación se llevó a cabo a “una velocidad terrible” además de afirmar que “otro usuario dijo “bueno hagamos una marcha, vamos a poner un día” y decidimos que fuera él 16 porque era feriado” luego del tweet con el que comenzó la idea del acto conmemorativo. 

En relación a la convocatoria, la impulsora manifestó que hubo “muchísima gente ayudando atrás porque era estar todo el día patrullando en las redes para ver quien está pidiendo, juntarlo con el que está ofreciendo”. Luego describió al voluntariado como “tremendo”, y admitió  que hubo que armar formularios donde las personas pudieran registrarse como voluntarios o en busca de alguien que pudiera llevar su piedra además de contar su historia. A partir de ello  “empezaron a llover los pedidos o los ofrecimientos, hubo gente que hizo más de 100 piedras”, añadió.

A su vez afirmó que “yo no voy a ningún programa porque la marcha no va a tener cara, es la cara de todos los que perdieron a alguien, pero si soy la voz de la marcha” y que “el inicio y el armado de esto, el voluntariado, son todo gente común, no vas a ver militantes, personas famosas, es todo gente recontra común” además de asegurar que si se usa la motivación de la marcha con objetivos políticos “eso ya no depende de mí ni de todos los que de buena voluntad hicimos esto”.

Por la tarde, el gobierno nacional retiró de los alrededores de la Casa Rosada el homenaje, ubicándolo en el interior del recinto, en el Salón de los Patriotas, con el objetivo de “guardarlas adecuadamente” y según fuentes oficiales, utilizarlas para la construcción de un espacio de memoria destinado a los difuntos por covid-19 a lo largo del último año y medio. 

“No se puede entrar, ni sumarle más seres queridos. Estos son nuestros muertos, los que no nos dejaron velar. Los que no vacunaron. Los que murieron solos. A los que no nos dejaron llegar. Los que no pudimos velar. Ni olvido ni perdón”, sostuvo en su cuenta de Twitter con los hashtags #SeRobaronLasPiedras #MarchaDeLasPiedras