Fue durante los operativos de control de playas que realizaron agentes municipales, ayer jueves, y la cantidad decomisada triplica el promedio diario que se venía registrando en la temporada.

Desde la Subsecretaría de Inspección General explicaron que estos fueron los resultados de los procedimientos en cada uno de los siete accesos a Playa Grande, a partir de los cuales se verifica la tenencia y/o consumo de bebidas alcohólicas o el ingreso de parlantes.

Por otra parte, en los distintos operativos de Tránsito llevados a cabo este fin de semana, se secuestraron 43 vehículos, como producto de 275 mediciones, labrándose un total de 123  actas de contravención.