El coordinador de Gabinete, Alejandro Rabinovich, se mostró comprensivo con el reclamo de los sectores que advirtieron que comenzarán a trabajar pese a las prohibiciones

El coordinador del Gabinete municipal, Alejandro Rabinovich, aseguró que el Ejecutivo no va a “perseguir a los que quieran trabajar”, luego que varios sectores de la economía local anunciaran aperturas pese a las restricciones vigentes en fase 3.

“Cuando existe algún sector que hace algún reclamo, como hicieron hace tres semanas trabajadores de la construcción y como hacen ahora los gastronómicos, nosotros, bajo ningún concepto, vamos a perseguir al trabajador que quiere trabajar. Entendemos que la situación tiene que ser una decisión global, nosotros no nos vamos a pelear con la Provincia, pero entendemos sin ninguna duda que es necesario que empiecen a trabajar los sectores que lo solicitan”, señaló el funcionario, en diálogo con LA CAPITAL.

En este sentido, el coordinador de Gabinete insistió con que el sistema de fases actual no sirve para la situación que atraviesa la ciudad, al tiempo que mencionó la necesidad de trabajar sobre las particularidades propias de Mar del Plata.

“Nosotros creemos que es necesario que se empiece a trabajar en lo que llamamos la ‘fase Mar del Plata’. Tenemos 26% de desocupación y ese número es el más alto de la historia de la ciudad. No podemos pensar en que las soluciones son aisladas: para nosotros es salud más trabajo“, señaló el funcionario.

Y agregó: “Tener protocolos con distanciamiento, esto es lo que estamos pidiendo a todos los sectores políticos de la ciudad, a la Provincia y a la Nación. Pedimos que se revea especialmente la situación de Mar del Plata“.

Para Rabinovich, la base del pedido al gobierno bonaerense está en que “no todas las ciudades son iguales” y “no todas tienen el mismo diagnóstico ni la misma solución”.

“Nosotros tenemos un punto de partida que es muy duro, que es el tema del desempleo y la desocupación. Y tenemos realidades que también nos hacen distintos. Por eso, insistimos: con protocolos, con distanciamiento social, hay que empezar a sumar el trabajo a la prevención de la salud, porque los números de empleo van a seguir empeorando“, sentenció.

Además, ratificó lo postulado en un comunicado el pasado lunes: el problema no es el verano. “Mar del Plata no es una ciudad que si tiene un buen enero y un buen febrero puede aguantar todo el año. Eso no es así. Puede pasar en otros municipios de la costa, pero no acá. De hecho, tuvimos la mejor temporada en veinte año y aún así no alcanza para bajar la tasa de desocupación”, señaló.

(La Capital)